05 diciembre 2006

Cuanto Vales???


Alfredo, con el rostro abatido de pesar, se reúne con su amigo José a tomar un café. Deprimido, descargó en él sus angustias... Que el trabajo, que el dinero, que la relación con su pareja, que su vocación ... todo parecía estar mal en su vida.

José sacó entonces de su bolsillo un billete de 100 dólares y le dijo:
-"Alfredo, ¿quieres este billete?"
Alfredo, un poco confundido, le dijo:
-"Claro ... son 100 dólares, ¿quién no los querría?"

Entonces José tomó el billete, lo apretujó entre sus puños, lo arrugó hasta hacerlo un pequeño bulto de papel. Mostrando la estrujada pelotita verde a Alfredo, volvió a preguntarle:
-"Y ahora igual lo quieres?"
-"No sé qué pretendes con esto", dijo Alfredo, "pero siguen siendo 100 dólares, claro que los tomaré si me lo entregas.

Entonces José desdobló el arrugado billete, lo tiró al piso y lo restregó con su pie en el suelo, levantándolo luego sucio y marcado.
-"¿Lo sigues queriendo?"
-"Mira José, sigo sin entender que pretendes, pero ese es un billete de 100 dólares y mientras no lo rompas conserva su valor..."
-"Entonces, debes saber que aunque a veces algo no salga como quieres, aunque la vida te arrugue o pisotee, SIGUES siendo tan valioso como siempre lo has sido.
Lo importante es saber cuanto vales y eso ya Jesucristo te lo demostró muriendo por ti en la cruz. El crucifijo nos lo recuerda: tu vales el precio de Su Sangre derramada para salvarte. Así nos amó.

Entonces, lo que importa es saber CUANTO VALES y no lo golpeado que puedas estar en un momento determinado".

Alfredo se quedó mirando a José sin atinar con palabra alguna mientras el impacto del mensaje penetraba profundamente en su cerebro.

José puso el arrugado billete en la mesa cerca de Alfredo y con una sonrisa cómplice agregó:
-"Toma, guárdalo para que te recuerdes de esto cuando te sientas mal ... ¡pero me debes un billete nuevo de 100 dólares para poder usarlo con el próximo amigo que lo necesite!"

Alfredo volvió a mirar el billete, sonrió, lo guardó en su billetera y dotado de una renovada esperanza llamó al mesero para pagar la cuenta...



"EL VERDADERO HOMBRE FELÍZ ES EL QUE CRECE Y APRENDE, Y DESCUBRE QUE SIEMPRE ES EL PRINCIPAL RESPONSABLE DE LO QUE LE SUCEDE"

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola amiga! GUAU! he quedado impactada con la historia... nunca había pensado en eso
Me encantasn tus historias
Quiza más adelante te aporte con una buenisima, solo la tengo que encontrar y tipear, tenme paciencia.
Cariños miles

Mate dijo...

Hola!!! muy bueno tu blog me ha gustado bastante y mucho más me gustan las partes de abajo de los mismos frecuentare más a menudo tu blog ;)

Anónimo dijo...

YO VALGO:
1.-SU SONRISA
2.-UN TE AMO Y UN TQM
3.-VALGO SUS LAGRIMAS Y SU ALEGRIA..
4.-VALGO SUS SORPRESAS..

EL VALE LO MISMO Q YO DARIA POR LLEVARLE A LA CIMA DEL CIELO....

con todo orgullo valemos el y yo lo que dios daria por hacer a los hombres mas felices dia a dia...

saludos..
FELIZ NAVIDAD :)

Daniela dijo...

es ciero cada uno de nosotros es responsable de lo que nos sucede, cada objetivo que conseguimos son metas propuestas y elevadas al cielo............
La perseverancia, nunca debemos de olvidarla, ni menos no practicarla
slds desde CHILE

nairo dijo...

Amiga que hermosa historia, muy buena, llena de reflexión. Nos enseña que valemos igual o mucho más que ese billete.

Besos

Nairo

hermanosol dijo...

Me gusta tu blog. felicidades. Dios t bendiga y t colme d pz y amor. un abrazo.